Aprendamos a comunicarnos.

"El Caminante"


Encuentro Nº 2: Aprendamos a comunicarnos.

Objetivo

Reflexionar a cerca de la importancia de la comunicación en todo proceso de crecimiento.

Introducción

  En el primer encuentro hemos compartido nuestras vivencias y espectativas, hoy queremos dar un paso más, queremos preguntarnos si de veras sabemos dialogar, si sabemos comunicarnos. A veces pareciera ser que nos quedamos con la sensación de no haber dicho lo que queríamos, o de haberlo dicho mal

Û De  ideas.

·         El animador propone al grupo grande el siguiente trabajo: nos reunimos por grupos de no mas de diez personas, uno de los integrantes (puede ser el animador) toma un ovillo de piola quedándose con la punta y comienza a contarle al grupo algo suyo que no conozca (alegría, proyecto, aventura, etc.) Una vez cumplido le tirará el ovillo a otro que no sea el de al lado y así hasta terminar.

·         El que dirige la dinámica  pregunta:  ¿Qué hemos armado? ¿Por qué creen que hicimos esta dinámica? ¿Qué significó compartir algo de nosotros? ¿Nos sentimos escuchados?

·          Para el animador Hemos formado una red a partir de lo que compartimos. La base para poder construir esta red fue la propia vida, lo que hay en el corazón, la capacidad de escuchar con respeto a los demás, la decisión de ponernos a hablar de temas que para nuestro crecimiento son fundamentales.

Personalización.

·         Cada uno comparte en qué lugares o con qué personas les resulta facil abir  el corazón. ¿Con quién no lo haría nunca? ¿Por qué?

·         ¿Qué cosas me gustaría que los demás me escuchen?

&Encuentro con la Palabra.

Marcos 7,31-36.

+ Estamos frente al problema de la comunicación. En este texto se oculta una enseñanza fundamental. Jesús va a ayudar a este hombre a comunicarse, a expresar lo que hay en su corazón, pero antes de curarlo de su mudez, lo cura de su sordera.

+ Ante todo si queremos comunicarnos en serio debemos aprender a escuchar. Cosa que no siempre hacemos. Estamos acostumbrados a gritar, a protestar, a ocasionar tumultos, pero no estamos preparados para escuchar y eso es lo principal.

+ Queremos dialogar, que nos escuchen y nos, no estamos dispuesto a lo mismo. Esto que pasa en la vida cotidiana también ocurre en nuestra relación con Dios,  no lo escuchamos, allí radica el principio de nuestros inconvenientes.

¼Mi respuesta a la Palabra.

·         Volvemos a los grupos pequeños, hacemos silencio unos minutos, luego leemos lentamente la Palabra, dejamos que Jesús nos hable al silencio del corazón.

·         Cada uno puede pedir al Señor intenciones, respondemos: Habla Señor que tu siervo escucha.


"El Caminante"


| Inicio | Objetivos | Cuentos  | Encuentros | Pensamientos | Microreflexiones | Catequista |

| Madre Teresa | Juan Pablo II | Cancionero | Buscar en Internet | ¿Cómo Navegar? |


Diseño de Página: Patricio Alvarez Daneri - Última modificación: 30 de Marzo de 2008 

Gualeguaychú - Entre Ríos - Argentina