Entre Ríos - Argentina

         

Página de inicio>>Documentos>>Diocesanos     

 

 

 

 

 

 

 

 

 Documentos Diocesanos

 

REGLAMENTO PARA LOS CONSEJOS PASTORALES PARROQUIALES

Resolución

Luis Guillermo Eichhorn Por la Gracia de Dios y de la Santa Sede Obispo de Gualeguaychú

VISTO:

4- El vencimiento del plazo "ad experimentum" para el Reglamento para los Consejos Pastorales Parroquiales en la Diócesis de Gualeguaychú.

5- Habiéndose consultado, estudiado y corregido con todo el clero, por intermedio del Consejo Presbiteral, este documento.

RESUELVE.

1- Aprobar el Reglamento para los Consejos Pastorales Parroquiales, el cual tiene vigencia a partir del momento de su publicación en Circular diocesana.

2- Recomendar a los párrocos su estudio y puesta en práctica en cada comunidad parroquial.

3- Pedir encarecidamente a todos los sacerdotes y laicos agentes de pastoral, que todas las actividades pastorales de la comunidad sean estudiadas, planificadas y coordinadas por estos Consejos, buscando así una verdadera organicidad en nuestra pastoral.

Dado en San José de Gualeguaychú a 22 de diciembre de 2003.

Mons. Luis G. Eichhorn Obispo de Gualeguaychú

 

REGLAMENTO PARA LOS CONSEJOS PASTORALES PARROQUIALES

I- NATURALEZA Y FINES DE LOS CPP.

Art. 1: El CPP (Consejo Pastoral Parroquial) responde a lo expresado en el Canon 536 del Código de Derecho Canónico; en la Diócesis de Gualeguaychú son instituidos por resolución del Obispo Diocesano del día 25 de marzo de 1998, después de haber sido debatido y aprobado el proyecto en la reunión del Consejo Presbiteral Diocesano del día 4 de marzo de 1998 (Acta N° 129).

Art. 2: El CPP es un organismo meramente consultivo (Cn. 536) y específicamente pastoral del Párroco (o Administrador parroquial), quien será el presidente del mismo, de acuerdo a lo que se estipula en este Reglamento.

Art. 3: La finalidad del CPP es Fomentar la actividad pastoral de la parroquia, de modo que ésta viva su vocación cristiana y sirva mejor a los planes de Dios sobre su pueblo.

Art. 4: El CPP supone la participación consciente y activa de todos sus miembros, siendo un ámbito de corresponsabilidad, de diálogo, de comunión y participación.

1- Bajo la autoridad del Párroco tendrá como fines la animación, promoción y conducción de la comunidad parroquial para llevar adelante su acción evangelizadora en toda su jurisdicción.

2- En cuanto a la vida eclesial, se corresponsabiliza con el Párroco para lograr la comunión y acción pastoral, animando las áreas fundamentales y permanentes de Fe, Liturgia y Caridad, teniendo siempre en cuenta la inserción de la parroquia en la Iglesia Diocesana y su dependencia pastoral de la misma y respondiendo a las orientaciones del Consejo Pastoral Diocesano.

3- De lo antedicho se desprende el perfil del miembro del CPP; se sugiere una persona que viva una sólida vida espiritual, con una formación doctrinal y pastoral básica, capaz de lectura y estudio, que sepa dialogar con respeto de opiniones adversas, que sea discreta, sabiendo guardar el sigilo correspondiente, y sobre todo, que en sus actitudes, expresiones y manera de vivir, sea siempre constructora de la comunión parroquial en el amor fraterno.

Art. 5: Son atribuciones del CPP:

1- Analizar, con el Párroco, la marcha habitual de las Áreas Pastorales mencionadas en el Art. 4.2, las Instituciones parroquiales, las Pequeñas Comunidades, los equipos, movimientos, asociaciones, etc.

2- Aconsejar al Párroco en las cuestiones de índole estrictamente pastoral que él presente para consulta.

3- Tomar conocimiento y buscar el Fiel cumplimiento de toda directiva pastoral del Obispo diocesano y/o de los organismos diocesanos correspondientes.

4- Llevar adelante el proceso de planificación pastoral de la comunidad parroquial, con la participación de todos, mediante el análisis de la realidad, el discernimiento y propuesta de objetivos y programas de acción (Cf. Puebla N° 1306 y 1307 )

Art. 6: En lo que respecta a la misión evangelizadora, el CPP deberá:

1- Saberse servidor de una comunidad misionera, la cual es enviada a todas las personas, familias, ambientes y especialmente a los más pobres, alejados, indiferentes e incrédulos, a los débiles, abandonados y marginados.

2- Con este objetivo, deberá relevar continuamente la realidad de la parroquia, haciendo una lectura desde el Evangelio de dicha situación, para ayudar y conducir a la comunidad en el proceso de planificación.

3- Tendrá en cuenta la necesidad de implementar un verdadero proceso evangelizador en la parroquia; desde la misión y primer anuncio kerigmático, hasta la concreción del itinerario catequístico permanente. Atenderá especialmente las instancias de catequesis de iniciación (1ª Comunión y Confirmación) , las catequesis presacramentales y especialmente la catequesis de adultos en el ámbito comunitario necesario; de forma particular se recomienda la Catequesis Familiar en todos sus sentidos (Cf. "Juntos para una evangelización permanente" Nº 78 al 81 ).

4- Deberá atender los sectores prioritarios para la evangelización: pobres y marginados de todo tipo, familias y mundo juvenil.

5- Deberá fomentar el conocimiento, lectura, reflexión oración y uso de las Sagradas Escrituras, mediante su difusión. estudio, formación de círculos o comunidades bíblicas, su manejo en las Pequeñas Comunidades, etc.

Art.7: En lo que respecta a la vida litúrgica de la comunidad: el CPP promoverá la creación y el buen funcionamiento de un Equipo de Liturgia, el cual a su vez deberá:

1- Atender la viva y digna celebración de la Eucaristía y los demás sacramentos, de acuerdo a las normas litúrgicas correspondientes, buscando siempre la activa, consciente y fructuosa participación de todos en estas acciones sagradas.

2- Se atenderá el ministerio de la música, para que las celebraciones sean verdaderamente festivas y participativas, fomentándose así el espíritu de alabanza al Señor, junto con la debida interioridad y recogimiento.

Art. 8: En lo que respecta a la caridad, el CPP deberá:

1- Lograr que la caridad fraterna sea como el alma de la comunidad parroquial en dos aspectos: a) En cuanto a la vida de comunión fraterna y solidaridad dentro de la comunidad. b) En cuanto al servicio, asistencia y promoción de los pobres, la atención a los enfermos, a los débiles y marginados.

2- El primer aspecto se fomentará a través de la promoción del espíritu comunitario, de la vivencia de la unidad y caridad entre todos, la promoción de Pequeñas Comunidades donde se pueda vivir este espíritu, y el fomento de las actitudes de solidaridad y compromiso social entre sus miembros, lo cual es propio de todo cristiano consciente de su vocación y testimonio evangélico.

3- El segundo aspecto se canalizará a través de "Cáritas", de equipos para el "Ministerio del alivio" y otros similares para atender las diversas situaciones de pobreza, marginación, enfermedad. drogadependencia, alcoholismo, etc. En todo se deberá buscar la promoción del hombre como persona y su inserción activa en la sociedad y comunidad cristiana, más allá de un mero -y muchas veces necesario- asistencialismo. Esta actividad deberá ser de interés de toda la comunidad parroquial, y será la expresión de la solidaridad de todos, preocupándose la colaboración y participación de los fieles.

4- El CPP promoverá la creación de organismos, instituciones o equipos para la adecuada atención de sectores especiales.

Art. 9: El CPP deberá cuidar la pastoral vocacional en la parroquia, en conexión con las directivas diocesanas y promoviendo la oración por las vocaciones sacerdotales, religiosas, consagradas y laicales.

II- FORMACION DEL CPP.

Art. 10: Componen el CPP

1- El Párroco (o Administrador parroquial ), quien lo preside y convoca.

2- Los Vicarios parroquiales y un (1) representante de los ministros instituídos que haya en la parroquia.

3- El Superior/a de la/s Congregaciones religiosas que tengan actividad pastoral en la parroquia.

4- El Apoderado Legal y El Director (y/o Rector) de la/s comunidades educativas parroquiales; en caso de haber una Junta Parroquial de Educación -lo cual es aconsejable- su coordinador formará parte del CPP en lugar de aquellos.

5- Un representante del Consejo de Asuntos Económicos de la parroquia.

6- El presidente, director o coordinador de cada una de las instituciones parroquiales (por ej.: Junta de Catequesis, Cáritas, Equipo de Liturgia, etc. ); puede en lugar de aquellos haber un representante de estas instituciones, con tal que tenga poder de decisión propia.

7- Un representante de las Pequeñas Comunidades, o bien de los sectores en que éstas se agrupan.

8- El responsable (o coordinador) de cada uno de los Centros y/o Capillas de la Parroquia.

9- El presidente o representante de cada uno de los Movimientos o Asociaciones laicales autorizadas diocesanamente que actúan en la parroquia.

10- Una o dos personas más, si es necesario, nombradas directamente por el Párroco como representativas de sectores, ambientes, grupos, realidades, etc. que no tengan otro tipo de representación en el CPP.

Art. 11: El Párroco nombrará o pedirá que se elija entre todos los mencionados en el Art. 10, un coordinador general del CPP y un secretario de actas, el cual a su vez llevará la tarea de las comunicaciones.

Art. 12: Una vez constituido el CPP se elevará su nómina al Obispado para obtener la aprobación del Ordinario.

Art. 13: El párroco verá la manera de implementar la renovación periódica del CPP, buscando la manera de garantizar la continuidad de los procesos pastorales por una parte, y por otra evitar que algunas personas se instalen por demasiado tiempo en el mismo.

Art. 14: En caso de ser reemplazado el Párroco, el CPP continuará como tal, salvando lo determinado en el Art. 10.1, dado que la integración al CPP es de acuerdo al cargo que ocupan en la comunidad; solamente dejan el mismo los que hayan sido nombrados personalmente por el Párroco saliente.

III- DEL FUNCIONAMIENTO DEL CPP.

Art. 15: EL CPP, por ser consultivo, siempre actuará por la convocatoria y bajo la presidencia del Párroco -o su representante-, quien es el único que puede convocarlo.

Art. 16: Los asuntos a tratar serán decididos por el párroco y el coordinador, sobre temas relacionados con la actividad pastoral, su planificación, sus objetivos, los programas correspondientes, de acuerdo a lo expuesto en los Arts. 6 a 9. Se deberá hacer con frecuencia un análisis de la realidad y una constante evaluación, tanto del proceso pastoral como del logro de los objetivos propuestos. En el orden del día podrán incluirse temas pedidos por la comunidad -a través de sus representantes-, siempre a juicio del Párroco.

Art. 17: En el CPP todos tienen voz y voto, dejando en claro que su voto no es vinculante para el Párroco, a no ser en un asunto que él mismo proponga como tal.

Art. 18: El orden del día de la reunión será comunicado por el secretario a cada uno de los consejeros con no menos de diez (10) días de anticipación, para que su temario sea tratado previamente con sus representados.

Art. 19: EL Párroco deberá instruir convenientemente a los consejeros acerca de sus deberes, y en especial, acerca del sigilo necesario sobre el diverso tratamiento de los temas.

Art. 20: El secretario hará un acta de cada reunión, la cual se leerá y deberá ser, aprobada por los consejeros. La misma será firmada por el Párroco, el coordinador y el mismo secretario. El libro de actas del CPP pasa a pertenecer al Archivo de la parroquia.

Art. 2l: La frecuencia de las reuniones ordinarias será determinada por el mismo CPP, pudiendo el Párroco, con motivos razonables, convocar a reuniones extraordinarias cuando sea necesario.

Art. 22: La asistencia a las reuniones es obligatoria y prioritaria para los consejeros. En caso de ser necesaria la ausencia, por motivos graves, aún por cierto tiempo prudencial, deberá darse el aviso correspondiente al coordinador y/o Párroco, nombrándose para el caso un suplente.

Art. 23: Todas las resoluciones del CPP serán aprobadas por simple mayoría de votos, los cuales pueden o no ser secretos a pedido de los consejeros o del Párroco.

Art. 24: El presente Reglamento tiene vigencia a partir del 4 de junio de 2003. Las modificaciones al mismo serán realizadas por el Consejo Presbiteral, luego de recibidas las sugerencias de los párrocos y sus Consejos Pastorales, así como del Consejo Pastoral Diocesano.

San José de Gualeguaychú, 4 de junio de 2003.-

Luis Guillermo Eichhorn Obispo de Gualeguaychú

 

VOLVER AL ÍNDICE DE DOCUMENTOS

 

Obispado de Gualeguaychú: Chalup 30 (2820) - Tel. 03446-426336 - Fax 03446-433284

© Obispado de Gualeguaychú - 2003 - 2004